Skip to main content

El Ayuntamiento de la ciudad vasca ha aprobado el documento “Bilbao Data Manifesto”, que establece sus compromisos en la gestión de los datos para un uso correcto, responsable y seguro.

“Bilbao Data Manifesto” es una iniciativa de participación y trabajo conjunto entre el Ayuntamiento bilbaino y medio centenar de agentes profesionales del ámbito de la digitalización y los datos abiertos. Es una guía consensuada y compartida que recoge los 10 principios éticos, basados en la Carta de Valores de Bilbao y por los que ha de regirse cualquier sistema de datos:

  1. Justicia, equidad y solidaridad: contribuirá a la justicia global y a garantizar las mismas ventajas y resultados a todas las personas.
  2. Sostenibilidad: velará por la protección del medio ambiente, su cuidado, incluso sus capacidades para mejorarlo.
  3. Co-creación y cooperación: se priorizarán aquellos casos de uso más transversales y cuya repercusión incida en el mayor número de sectores (sector público, privado y ciudadanía) y ámbitos posibles.
  4. Transparencia: en cada proyecto se informará con detalle, el uso de los datos o la obtención del consentimiento explícito de las personas.
  5. Explicabilidad: los resultados de los trabajos, análisis y/o sistemas basados en datos se explicarán de manera comprensible para el entendimiento de todas las personas.
  6. Fiabilidad e intervención humana: cada uno de los procesos de automatización desplegados para la ejecución de tareas rutinarias, vendrá acompañado de metodologías de auditoría, seguimiento y verificación de las ejecuciones.
  7. Prudencia: se considerarán diferentes alternativas para el diseño de las tareas, con el objetivo de disponer de múltiples perspectivas.
  8. Responsabilidad: se definirán personas responsables para los trabajos y se identificarán las posibles responsabilidades de un sistema, teniendo en cuenta a todas las personas implicadas en la cadena de diseño, conceptualización y construcción.
  9. Privacidad y protección de datos: el Consistorio velará para que el ámbito privado de las personas quede fuera de los sistemas de análisis. Además de cumplir con toda la normativa vigente en la materia, añadirá políticas como el derecho a la desconexión tecnológica y el derecho de las personas a no ser perfiladas, medidas y analizadas.
  10. Seguridad: el Ayuntamiento bilbaino dispondrá de un entorno robusto, seguro y protegido, minimizando los riesgos de ataques y velando por el acceso adecuado a los sistemas de información.

El Ayuntamiento destaca que este documento contribuirá a avanzar en la construcción de una sociedad más solidaria justa y respetuosa, en el fomento de la actividad económica desde la participación, la creatividad y corresponsabilidad, en la sostenibilidad medioambiental, la reutilización de datos y la co-creación, así como en la consolidación de Bilbao como una ciudad singular y con identidad propia.

Sin duda, una importante y plausible iniciativa que se suma a los numerosos elementos diferenciales que destacan a esta pequeña gran ciudad para vivir.

Bilbao Guggenheim

Leave a Reply